Historia

Los Vascos cazadores de ballenas y pescadores de bacalao en Ternua

historique_33733

Siglo IX : Los pescadores Vascos, inspirados por los Vikings, empiezan a cazar la ballena en el País Vasco.

Siglo XII: La ballena es la base de la economía Vasca.

Siglos XIII y XIV : Poco a poco la ballena desaparece del Golfo de Viscaya y entonces los Vascos tienen que extender sus zonas de pesca. Cruzan el Atlántico para pescar en aguas frías del Norte. Son los primeros pescadores que van cada vez más en las Costas de Ternua, Labrador, Gaspesie, Saguenay y Saint Laurent. Construyeron hornos de piedras para fundir la grasa de las ballenas, y aun se pueden ver algunos hoy en día en la Isla de los Vascos. Se dice que tenían muy buenas relaciones con los autóctonos ; solían hacer trueque con los Indios MicMacs.

Fines del siglo XVII: Los Ingleses y Holandeses quieren empezar a cazar la ballena  imitando los Vascos y ellos los ensenan sus técnicas. Así, los Vascos pierden poco a poco el monopolio.

1713 : Después de la ratificación del Tratado de Utrecht, los Vascos pierden sus territorios de pesca en Nueva-Francia. Abandonan la pesca de la ballena.

2003 : Algunos remeros de Ibaialde consiguieron subir el Rio Saint Laurent sobre los pasos de los pioneros de los principios del Siglo XVI. Reman sobre 500 kilometros, desde Sept-Iles hasta Trois Pistoles en una trainera de madera del siglo XX. Hoy en dia, se la puede ver en el Parc de l’Aventure Basque (PABA) de Trois-Pistoles.

2013 : Diez años después, una segunda expedición surge en Junio 2013. Esta vez, nuestros remeros navigan en una trainera de carbono, desde Trois Pistoles hasta Montréal, sobre 500 kilometros también. Un equipo mixto mezclando algunos Vascos y remeros de Québec. La trainera ha sido regalada a la Euskal Etxe de Montréal así, nuestros amigos de alla siguen remando en el Saint Laurent.

2017 : Nuevo proyecto TERNUA, también en  aguas frías del Norte Canadiense, pero esta vez cerca de Terre Neuve y las islas francesas de Saint Pierre et Miquelon, mezclando a nuestros amigos remeros de Montréal y los proximos beneficiarios al fin de la expedición de esta nueva trainera, la asociación de pelota vasca de Saint Pierre .